Páginas imprescindibles en un blog profesional

Llevo varios días pensando en qué páginas estáticas debería redactar para mi blog profesional. Empezar desde cero te hace cuestionarte muchas de las cosas que dabas por sentadas. ¿Necesita un blog una página sobre mí o sobre lo que yo puedo hacer por ti? ¿Debo hacer una sola página para cumplir con la LOPD, LSSICE y LGDCU o creo diversas páginas específicas para cada una de las facetas?

Finalmente he optado por diseñar una arquitectura de la información basándome en las decisiones que tomo a menudo en mis proyectos de comercio electrónico: una página por objetivo. A continuación te presento una lista con las páginas que considero imprescindibles para un blog profesional.

Páginas que no pueden faltar en un blog profesional

  • Página “sobre lo que puedo hacer por ti” en la que describir brevemente mi trayectoria y los servicios que ofrezco.
  • Página de contacto en la que listar teléfono público, email público y formulario de contacto. Según varíe mis circunstancias puede que incluya una dirección.
  • Página de porfolio con proyectos anteriores, comentarios de clientes, etc.
  • Página con mi curriculum vitae en versión larga. Esto es más bien un antojo personal más que algo imprescindible.
  • Página de aviso legal, cookies, política de privacidad y, cuando llegue el momento, condiciones generales de compra. Y no, no son lo mismo.

¿Generas ingresos directamente con tu blog? ¿Estás cumpliendo con la legislación española? ¿Crees que hay alguna página más que sea imprescindible? Cuéntamelo en los comentarios.

¡Hola mundo!

hola mundo

Son dos palabras, pero para cualquier programador son el símbolo del aprendizaje, la curiosidad y la inquietud que reside dentro de cada uno de nosotros. Es el primer paso de un viaje de 10.000 Km a través de la incertidumbre. Eso sí, esta vez el viaje será distinto a los anteriores.

Esta vez me he propuesto comenzar con un plan. El plan no se ejecutará como estaba planeado. Eso puedo asegurártelo. Pero es un plan. En esta ocasión voy a tratar de utilizar todo lo aprendido durante los últimos diez años sobre Internet, comunicación, marketing de contenidos, SEO y SEM para que este blog cumpla un objetivo: ser una unidad generadora de efectivo.

Año 2014. Sí. Alguien en 2014 pretende ganar dinero con un blog. Por favor que alguien llame a la policía. Sin embargo, tras muchos años ayudando a los demás en Internet quizás es el momento de comenzar a aplicar mis conocimientos en beneficio propio. ¿Qué mejor forma de poner a prueba tus aptitudes que iniciando tú mismo un proyecto?

Si sale bien, reforzará mi posición dentro del sector. Si sale mal, será un ejercicio práctico de empatía para llegar a entender mejor las preocupaciones de mis clientes. Mientras se ejecute el plan, habrá beneficios.

Intentaré ser lo más transparente posible con todas las decisiones que tome y los resultados que obtenga, Tengo perfectamente claro que es tarde para hacerse rico con un blog. Pero no para compartir pensamientos que merezcan la pena.

Allá voy.